Posteado por: Tiberio | 16 febrero 2009

Leopoldo Alas “Clarín”, relatos

foto-clarin

Hace cien años, leer el periódico era todavía una ceremonia grata, tranquila, que no había porque hacer a la carrera. Por aquel tiempo, era todavía frecuente encontrar relatos o cachitos de novelas en los periódicos. Y así se ganaron la fama (y las habichuelas) grandes del calibre de Mark Twain, Charles Dickens, Victor Hugo o Leopoldo Alas Clarín.

El autor de La Regenta, escribió algunos relatos realmente memorables. Hoy voy a hablaros de tres de ellos:

¡ADIOS, CORDERA! es seguramente el relato más conocido de Clarín. Los asturianos lo hemos visto repetido hasta la saciedad por su gran emotividad y por sus evidentes resonancias asturianas. Pero no por mañido debemos olvidar que, realmente, es un gran relato. ¡Adios, Cordera! nos narra la historia de un prado, de dos niños y de una vaca sabia como sólo las vacas roxas pueden llegar a serlo. Y de un poste de telégrafo y de un ferrocarril. El tren, en un primer momento, espanta al animal (ignorante de hasta que punto acertaba al temerlo).

Lentamente, ese ferrocarril irá arrancando a los habitantes del prado, hasta dejar a la niña, ya convertida en mujer, sola y añorante de tiempos más tranquilos, tiempos más felices. Tiempos sin ferrocarriles.

2605383781_a49795207b

RIVALES es un sueño de escritor. O, mejor dicho, una pesadilla. En ella vemos como un escritor compite, hasta la humillación, por el amor de una mujer… contra su propio libro. El desenlace es el único posible.

LA MOSCA SABIA nos describe a una mosca de prodigiosa cultura, mascota de un filósofo que lleva años intentando descubrir si tiene derecho a acabar con la vida del insecto o no. La mosca no sólo sabe leer y hablar, sino que lo hace tan bien que es capaz de mantener conversaciones de alto nivel y conoce toda la geografía del mundo… sin haberla visto. El insecto, absolutamente desconectado del mundo a base de verlo sólo desde los libros, fracasa cuando intenta seducir a una hermosa mosca, sufriendo un cruel desengaño. Todos los que preferimos leer libros a conocer gente, en cierta forma, nos sentimos identificados con la mosca sabia.


Responses

  1. Para mí fue un gran escritor de cuentos cortos, y para La Regenta no tengo palabras. Pero el Clarín que más me gusta es el articulista. Creo que puedo asegurar que me encantan todos sus artículos. Un día puedes comentar alguno!

  2. “¡Adiós, Cordera!” es esa clase de texto imprudentemente colocado en los libros de lectura de niños demasiado pequeños. En mi infancia, me produjo tantísima tristeza leerlo que después tardé años en acercarme de nuevo a Clarín. Para mi sorpresa, descubrí que tenía muchos más registros.

    Pero ya es tarde, me sigue produciendo congoja pensar en él. Me pregunto si me libraré algún día del prejuicio.

  3. FLoR: Lo cierto es que no conozco al Clarín articulista, me ha picado la curiosidad ahora que lo dices🙂

    Rapunzell: Algún día, debíamos escribir un artículo sobre el tipo de lectura que hay que recomendar a los niños. Me parece muy triste que, todavía a estas alturas, sea tan dificil de comprender que el hecho de que en un libro salga un animal no quiere decir que sea apto para niños. Al menos ya no es habitual hacerles leer Platero y yo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: