Posteado por: Tiberio | 18 mayo 2008

Proclama de Alcatraz

El 20 de noviembre de 1969, un grupo de indios de las principales tribus norteamericanas ocuparon por sorpresa la Isla de Alcatraz. Con esta acción pretendían emular las ocupaciones como habían sido expulsados sus antepasados de sus tierras ancestrales y llamar la atención sobre su situación. Durante los diecinueve meses que tardó el gobierno en expulsarlos de la isla, el mundo entero descubrió que los Indios no eran sólo personajes legendarios que aparecían en las películas, sino que unos dos millones de personas seguían viviendo en aquellas reservas en los que fueron encarcelados sus antepasados.

Aquella ocupación nos dejó un fabuloso documento repleto de ironía que, cuarenta años después, sigue teniendo plena actualidad:



Al Gran Jefe, padre de los blancos, y a todo su pueblo:

Nosotros, estadounidenses indígenas, reclamamos la tierra llamada isla de Alcatraz, en nombre de todos los indios estadounidenses, por derecho de descubrimiento.

Deseamos ser leales y justos para con los blancos que habitan esta tierra, por lo que proponemos el siguiente tratado:

Compramos la isla de Alcatraz por la suma de veinticuatro (24) dólares, pagaderos en abalorios y tela roja de algodón, conforme a los términos del mercado empleado por los hombres blancos hace alrededor de trescientos años para la compra de una isla semejante. Sabemos que veinticuatro dólares de artículos de comercio por esos dieciséis acres de tierras representan más d elo que fue pagado en el momento de la cesión de la isla de Mahattan, pero sabemos también que el valor de la tieerra se ha acrecentado con el tiempo. Nuestra oferta de un dólar veinticuatro centavos por acre es superior a los cuarenta y siete centavos por acre que los hombres blancos pagan actualmente a los indios de California por sus tierras.

Reservamos a los habitantes de esta isla una porción de tierra para su propio uso, bajo la doble responsabilidad del Servicio Estadounidense de Asuntos Indios y de nuestra Oficina de Asuntos Blancos, a fin de que la disfruten a perpetuidad, tan largo tiempo como el sol brille y los ríos vayan al mar. Posteriormente los guiaremos hacia formas de vida convenientes. Les ofreceremos nuestra religión, nuestra educación, nuestras costumbres, para ayudarles a levarse hasta nuestro nivel de civilización, a fin de que ellos, y todos sus hermanos blancos, puedan escapar al estado de salvajismo y de desgracia en que se encuentran. Ofreceremos este tratado de toda buena fe y deseamos ser justos y leales en todas nuestras negociaciones con los hombres blancos.

Pensamos que esta isla llamada Alcatraz no podría convenir mejor al establecimiento de una reserva india, según los propiso criterios del hombre blanco. Queremos decir con eso, que este lugar presenta las siguientes semejanzas con la mayoría de las reservas indias:

  1. Está aislado de todas las facilidades de la vida moderna y privado de medios de transporte adecuados.
  2. No posee ningún río.
  3. Sus instalaciones sanitarios son insuficientes.
  4. No esconde minerales ni petróleo.
  5. No hay ninguna industria instalada, lo que hace que el desempleo sea grande.
  6. No incluye ninguna instalación o servicio de sanidad.
  7. El suelo es rocoso e improductivo; tampoco hay caza.
  8. No posee ninguna escuela o servicio de enseñanza.
  9. Su población ha sido siempre excesiva.
  10. Sus habitantes han sido considerados siempre como prisioneros y puestos bajo la dependencia de otro.

Es por eso que sería, pues, justo y simbólico, que navíos venidos del mundo entero, cuando pasen la Puerta de Oro, descubran en primer lugar una tierra india, y puedan así recordar la verdadera historia de esta nación. Este modesto islote sería el símbolo de vastos territorios antiguamente gobernados por nobles y libres indios.

Lo que se hará de Alcatraz.

¿Qué uso queremos hacer de esta isla?

  1. Un centro cultural indoamericano adonde nuestros jóvenes vendrán a aprender lo que tienen de mejor nuestras artes y técnicas específicas, al mismo tiempo que adquirirán la teoría y la práctica necesarias para desarrollar la vida y el espíritu de todos los pueblos indios. Dependerán de este centro unversidades móviles dirigdas por indios, que recorrerán las reservas, para estudiar los elementos característicos de las culturas indias.
  2. Un centro espiritual indoamericano donde se celebrarán nuestras antiguas ceremonias religiosas y sagradas de purificación colectiva. Serán ejercidas ahí nuestras artes y nuestros jóvenes entrenados ne la práctica de la música, de la danza y de las medicinas rituales.
  3. Un centro de ecología india que proporcionará a nuestros jóvenes los conocimientos y los medios materiales necesarios para restablecer a nuestras tierras y nuestras aguas su estado de pureza original. Combatiremos la contaminación del aire y del agua de la bahía de Alcatraz. Buscaremos cómo restaurar la vida animal y revivir las especies marinas amenazadas por las costumbres de los hombres blancos. Investigaremos el medio de desalar el agua de mar para beneficio de los humanos.
  4. Una gran escuela india donde nuestros pueblos aprenderán cómo vivir en este mundo, elevar su nivel de vida y suprimir definitivamente el hambre y el desempleo para todos. Esta escuelade formación comprenderá un centro de artes y técnicas indias. Este centro hará conocer las artes indias y ofrecerá al público manjares indios a fin de que todo el mundo sepa de la belleaza y el valor espiritual de las tradiciones indias.
  5. Algunos de los edificios existentes serán transformados para instalar un MUSEO INDOAMERICANO que expondrá nuestras comidas indígenas y otras contribuciones de orden cultural que hemos aportado al mundo. Otra sección del museo mostrará algunas de la cosas que el hombre blanco ha dado al os indios a cambio de la tierra y de la vida que le tomó: enfermedades, alcohol, pobreza y decadencia cultural (que simbolizan viejas latas de conservas, alambres de púas, cámaras , cajas de plástico, etc.) Serán conservados algunos calabozos como parte del museo, para recordar a la vez a los indios quiénes han sido encarcelados ahí por haber desafiado la autoridad de los blancos, y los que han sido encarcelados en las reservas. El museo mostrará algunos acontecimientos nobles y trágicos de la historia india, incluyendo los tratados rotos, los documentos relativos a la Pista de las Lágrimas (1), al asesinato de Wounded Knee (2) y a la derrota de Yelllow Hair Custer (3) y de su ejército.

Por eso, en nombre de todos los indios, reclamamos esta isla para nuestras naciones indias y, por todas esas razones, pensams que esta reclamación está fundada en justicia, y que esta tierra debe, de pleno derecho, sernos consentida por tan largo tiempo como correrán los ríos y el sol brillará.

Firmado:

INDIOS DE TODAS LAS TRIBUS

Noviembre de 1969, Territorio Indio, Isla de Alcatraz.

(1) Entre 1831 y 1834 los indios de la Costa Este de los Estados Unidos fueron deportados a Oklahoma, apesar de haber obtenido una sentencia del Tribunal Supremo a su favor. Cerca de la mitad de los indios cherokees murieron por el camino.

(2) La Matanza de Wounded Knee se produjo el 29 de diciembre de 1890 cuando el Séptimo de Caballería, equipado con armamento moderno, incluyendo una ametralladora, aniquiló una aldea de indios lakota.

(3) Yellow Hair Custer fue el famoso general Custer, derrotado tras subestimar a los indios que se habían reunido en Little Big Horn


Responses

  1. Qué maravilla de proclama. Y qué asco de tiempo nos toca vivir…

  2. a mi también me encanta está proclamación, es una marabilla.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: