Posteado por: Tiberio | 12 abril 2007

Lucrecia de León, una soñadora contra Felipe II

Me resulta maravillosa la forma como, incluso en las condiciones más hostiles, siempre existen personas capaces de superar los obstaculos y participar en la vida política por vías no convencionales. Es el ejemplo que nos ocupa.

(seguir leyendo en La memoria es un arma cargada de futuro)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: