Posteado por: Tiberio | 8 abril 2007

El Rey Arturo de los ashanti

¡Aquí estás!

Osei Tutu, historias tuyas oigo sin cesar

¡Cuán famoso eres! tantas son tus leyendas

como las hojas

de tres árboles enteros.

Oigo sin cesar cuentos sobre ti;

sólo me impediría escucharlos la muerte.

Al oírlos, se oye la tensión del combate,

la energía del valor,

la escala de la grandeza[…]

Estos versos tan sólo son los primeros de una de las numerosísimas composiciones épicas que los ancianos ashanti recitan de memoria. Si los ashanti fueran un pueblo europeo, su cruel y despiadado imperio sería conocido por todos. Pero son africanos.

(seguir leyendo en La memoria es un arma cargada de futuro)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: