Posteado por: Tiberio | 10 febrero 2007

Qin Shi Huang ¿el emperador que quiso conquistar el ultramundo?

El ejército de terracota es muy superior al que sería necesario para protejer la fortaleza que se construyó como última morada del emperador. ¿Sería posible que fuera una ejército de invasión? Quizás la tumba no fuera defensiva, como siempre se ha supuesto, sino la fortaleza que sirviera como centro de operaciones que sirviera para conquistar el otro lado. Al fin y al cabo, Qin Shin Huang había conquistado el mundo de los vivos ¿no es factible plantearse la conquista del mundo de los muertos?

(seguir leyendo en La memoria es un arma cargada de futuro)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: