Posteado por: Tiberio | 19 enero 2007

La Septuaginta, la milagrosa Biblia de los 72 traductores

El nombre de Septuaginta procede de la forma como fue traducido el texto. Ante el problema de hacer una traducción correcta, se contactó con setenta y dos traductores (de ahí el nombre) que trabajaron por separado, para luego juntar los textos y discutir sobre sus diferencias.¡Que gran sorpresa cuando descubrieron que habían escrito exactamente el mismo texto! palabra, por palabra. Semejante casualidad únicamente podía significar una cosa. Dios les había inspirado la traducción, por lo tanto, esta era necesariamente correcta.

(seguir leyendo en La memoria es un arma cargada de futuro)


Responses

  1. Esto huele a conspiración divina… Escribe un libro al estilo Dan Brown (hay páginas que valen para eso ^^) y fórrate colega.

  2. Que bueno lo de la conspiración divina!

    Me imagino a Dios diciendo “je, je, ya verás que risas con esta traducción”😀

  3. Que casualidad cosmica! uauh!!

    Las leyes de la probabilidad, rotas en mil pedazos!! Solo puede ser signo de que existe la estupide digoo dios!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: