Posteado por: Tiberio | 4 noviembre 2006

Lula, nuevo mandato ¿Nuevas esperanzas?

Luis Inácio “Lula” da Silva ha sido reelegido como presidente de Brasil. Comienza este nuevo mandato con más fuerza política de lo que empezó el anterior, incluso el presidente Bush le ha felicitado por su elección. ¿Eso es señal de que podrá hacer todas aquellas cosas que ha dejado a medias? apesar de que ha conseguido más votos que en las anteriores elecciones, existe una cierta sensación de decepción con respecto a la política de Lula. Lula ha gobernado una legislatura entera y Brasil sigue siendo un país repleto de injusticias ¿ha hecho todo lo que ha podido?

La llegada al poder de Lula despertó muchas expectativas. No en vano era el principal responsable del “milagro” de Porto Allegre, una ciudad que lleva décadas disfrutando de un régimen democrático participativo que ya lo querría yo para el lugar donde vivo. No sería justo juzgar su gobierno según tales expectativas, no sería inteligente de su parte convertirse en un nuevo Allende y… acabar como él.

Pero aún así, las preguntas siguen surgiendo. Durante su gobierno la desigualdad se ha reducido en Brasil, pero muy poco. La violencia sigue formando parte de la vida cotidiana y las medidas ecologistas que fueron aprobadas al principio de su mandato, fueron derogadas después. Varios miembros del PT, el partido de Lula, y del PC d B, partido aliado, han sido expulsados por delitos de corrupción, lo cual puede verse con dos lecturas. La optimista, que por primera vez un partido brasileño expulsa a sus corruptos. La segunda que estos políticos existen dentro del PT. Además, en estas mismas elecciones, el PT de Lula ha perdido el control de Estado Rio Grande do Sul, aunque todavía no ha perdido el control de su capital, Porto Allegre. ¿Existe un hartazgo hacia esta revolución que no acaba de dar frutos económicos?

Pero no todo han sido decepciones. Lula volvió a hablar tras conocer su victoria de su plan para impulsar el Mercosur, organización casi enterrada cuando él llegó al poder y que es una de las grandes esperanzas para Sudamérica. Durante estos últimos años, las tradiciones rivalidades regionales entre los paises sudamericanos han ido aparcándose y un sentimiento de solidaridad y de buena vecindad ha ido sustituyéndolo. Gracias a la alianza brasileña-argentina, el continente empieza a tener voz propia, y Lula tiene gran parte del mérito de este proceso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: