Posteado por: Tiberio | 26 octubre 2006

El Líbano y la ONU

Mucha gente me ha manifestado su sorpresa ante la facilidad con la que Israel ha entregado el control del Líbano a la ONU… Como si se tratara de una gran cesión por parte del estado de Israel. En realidad, es todo lo contrario. Nuevamente, Occidente, acude presuroso a aliviar y apoyar a Israel en la eterna, fanática y absurda guerra que mantiene contra sus vecinos.

Israel se retiró definitivamente de Líbano en 2000. Como es habitual, se tendió a explicar como un acto de generosidad por parte de Israel, que le devolvía a Líbano su derecho a ser un país independiente. En realidad, el motivo fue más egoísta, Israel se ve agobiada por sus inmensos gastos de defensa, y retirarse de su vecino del norte le significaría un gran ahorro económico.

Pero el pasado verano, un grupo de terroristas palestinos secuestraron a un soldado israelí. El estado Israelí, fiel a su brutal tradición, respondió invadiendo la Cisjordania y, posteriormente, la Franja de Gaza. El resultado fue de cientos de muertos, civiles palestinos casi todos. La ONU no envió cascos azules a los “territorios ocupados”.

Ante la agresión que estaban sufriendo, los palestinos volvieron a lanzar un desesperado llamamiento a sus vecinos. Y en Líbano, Hezbolá, respondió realizando ataques con cohetes contra el norte de Israel. Es sabido que el estado de Israel no es bien querido en Líbano. Los libaneses no han olvidado ni la invasión, ni la ocupación ni la guerra civil alentada y alimentada por Israel. Sin embargo, el gobierno libanés intentó impedir, con sus escasas fuerzas, los ataques contra Israel. Con escasos resultados, probablemente.

Como respuesta a los ataques de Hezbolá, Israel atacó con dureza e invadió Líbano. Nuevamente, miles de civiles libaneses perdieron la vida en la operación. Sin hablar de las impresionantes pérdidas económicas para un pueblo que, por fin, parecía dar muestras de poder salir de la miseria. Es cierto que anteriormente habían muerto civiles israelís, pero la desproporción en el número de víctimas es tan evidente que invocarla resulta un insulto a la inteligencia.

Pero Israel no se quiere quedar en Líbano. Le sale demasiado caro, especialmente por el previsible conflicto guerrillero (perdón, ahora se llama terrorista) que tendría que afrontar. Así que la oferta de la ONU aparece como una tabla de salvación. Una jugada maestra.

Europa tiende a criticar con grandes palabras las actuaciones de Israel, mientras que a la práctica es uno de sus principales apoyos. Así que, junto a EEUU, hemos acudido todos en auxilio de Israel, liberándole de la carga de controlar el Líbano e impedir que desde ahí puedan realizarse ataques. La actuación de las democracias europeas con respecto a Israel es muy similar a la que tuvieron con respecto a la Guerra Civil española. Mientras que se repite, una y otra vez, lo malos que son los de un bando, se tolera que dicho bando se arme hasta los dientes mientras que se buscan todo tipo de artifugios para imposibilitar la victoria militar del otro. Mientras criticamos a Israel, garantizamos la impunidad de sus desmanes contra los palestinos, impediendo a nadie prestarles apoyo.

Pero conste que si el mundo islámico odia al occidental es sólo por fanatismo. Occidente no tiene la culpa de nada, nunca la ha tenido, la culpa siempre es de los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: