Posteado por: Tiberio | 15 octubre 2006

No dejes de estar alerta, la noche no hay que olvidar.

20060911151033-pinochet.jpg

Hoy, 11 de septiembre, se cumple un triste aniversario. No me refiero a la destrucción del World Trade Center, sobre lo que sin duda nos hablarán hoy todos nuestros medios de comunicación. Sino otro aniversario que yo considero mucho más penoso. El aniversario de un ataque, con todos mis respetos, mucho más destructivo y mucho más cruel.Me refiero al golpe de estado de Augusto Pinochet del cual hoy se cumplen 33 años. Fue un golpe ampliamente apoyado y financiado por la CIA que, como es bien sabido, considera que la democracia tiene límites. Y esos límites están en su interés económico.

Era Chile en 1973 un país ejemplo de democracia. Mientras aquí teníamos todavía a Franco, en Chile no se recordaba ningún intento de intervención militar en los gobiernos elegidos por el pueblo. El jefe de las fuerzas armadas, Carlos Pratas, era conocido por su absoluto respeto por la Constitución.

Pero la situación del país era cada vez más caótica. El presidente Salvador Allende había iniciado una serie de reformas que planteaban un acceso al “socialismo por la vía pacífica”. En un experimento único en el mundo, Salvador Allende pretendía realizar una revolución sin víctimas. Y eso era algo mucha gente no estaba dispuesta a permitir.

Tanto desde la derecha como desde la izquierda, grupos paramilitares y terroristas iniciaron una escalada de violencia que dejó 100 muertos en tres años. La situación se volvía tan insostenible que de forma cada vez más abierta se hablaba de golpe de estado o incluso de guerra civil. Parecía que se podría repetir lo sucedido en España en 1936.

Como salida a la inestabilidad, Allende incorporó militares a su gobierno y quiso convocar un plebiscito que, si ganaba, dificultaría el golpe de estado y, si perdía, al menos salvaría la democracia.  Pero el Partido Socialista (en coalición con el Partido Comunista que Allende dirigía) se negó a ello por miedo a abandonar tantas conquistas socialistas como se habían realizado durante esos tres años.

Acabó Allende convenciendo al PS, pero demasiado tarde, el movimiento ya estaba en marcha. El 21 de agosto, una manifestación de esposas de generales demostró a Carlos Prats que gran parte del ejército estaba en su contra. Ante el miedo de una inminente guerra civil decide dimitir para intentar así contentar a los más descontentos.

El 23 de agosto Prats y su segundo, Augusto Pinochet, acuden al Palacio de la Moneda donde Allende acabó nombrando a Pinochet como nuevo comandante en jefe del ejército.

El 10 de septiembre, a las 16:00, varios buques de la armada chilena zarpan para participar en una serie de maniobras programadas. El ejército se moviliza y se acuartela con un pretexto baladí.

En la madrugada del 11 de septiembre de 1973, la armada apareció por sorpresa ante Valparaíso y se hicieron con el control de la ciudad. Allende es informado casi de inmediato y da orden de llamar a los generales Pinochet y Leigh. Pero no fueron encontrados.
A las 7:35, Allende llega al Palacio de la Moneda. Aproximadamente a esa misma hora, Pinochet alcanza el Comando de Comunicaciones y entra en contacto con los demás implicados en el golpe.

Poco después, la radio Cadena Democrática es ocupada por los militares e informa a los chilenos del golpe que está sucediendo.

A las 9:55 los primeros tanques intentan acercarse a la Moneda, los defensores les rechazan. A las 10:15 Radio Magallanes emite el último discurso de Salvador Allende. El presidente se muestra increíblemente sereno en un momento como ese, su sangre fría todavía hoy pone el vello de punta.

A las 10:30 se intensifica el fuego contra la Moneda, llegan fuerzas de tanquetas y de infantería.  Pinochet le ofrece a Allende salir del país.
A las 11:52 varios aviones inician su ataque sobre la Moneda. Se concreta una breve tregua para permitir a las mujeres salir del edificio y después se continúa con mayor dureza.

A las 14:30 se realiza un asalto frontal con gases lacrimógenos y fuerzas de infantería. Allende se suicida para evitar ser capturado. El informe del general Palacios fue breve “Misión cumplida. Moneda tomada, presidente muerto.”

Al acabar aquel 11 de septiembre, todo Chile estaba bajo el mando de la junta militar. Daría inicio la era más brutales de la historia de Chile tras su independencia. Miles de personas morirían asesinadas en pocos días. Decenas de miles serían torturados y 8 millones de chilenos vivirían bajo un régimen de terror absoluto.

Con el golpe de estado fracasó el intento de realizar una revolución pacífica. Muchas ilusiones fueron destruidas, y el gran florecimiento cultural que estaba viviendo Chile fue arrancado de raiz.

Lunes, 11 de Septiembre de 2006 15:10

Comentarios

Autor: Dante

Otra cosa más que no sabía…

La verdad, dejo este comentario con la única intención de meter aquí la dirección de mi blog 😛

http://latorredelcuervo.blogspot.com/

Fecha: 12/09/2006 18:59.


gravatar.com
Autor: VALERIA BUSTOS

DESDE CHILE UN SALUDO , GRACIAS POR RECORDAR NUESTROS COMPAÑEROS CAÍDOS EN LA LUCHA CONTRA LA DICTADURA DE PINOCHET.
VAYA PARA TI UN ABRAZO

VALERIA BUSTOS
arribapuebloppd.blogspot.com

Fecha: 13/09/2006 17:36.


gravatar.com
Autor: valeria

UN PAIS SIN MEMORIA…UN PAIS SIN HISTORIA…

Fecha: 06/10/2006 02:30.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: