Posteado por: Tiberio | 15 octubre 2006

Los swahili en la tierra de los zanj

20060626125653-swahili-empire-map.jpg

He tardado más de lo que pensaba en empezar a hablar de cosas de Historia, la verdad, pero he querido que lo primero que escribiera estuviera relacionado con África. El gran continente olvidado que suele aparecer en nuestros libros de historia sólo para contarnos como fue repartido entre distintas potencias europeas.

 

La misma palabra zanj nos muestra la antigüedad de los contactos entre el suroeste asiático y la costa índica africana. Zanj es una palabra persa, de significado desconocido y que parece remontarse a los tiempos aqueménidas (los persas que fueron derrotados por Alejandro Magno). Azania, o tierra de los zanj, sería un lugar indeterminado situado en alguna parte del oriente africano. Probablemente el mismo al que el griego Ptolomeo llamaría Zingyon. Hoy el topónimo zanj sigue presente en varios lugares de la región, siendo la más importante la isla de Zanzibar (Tanzania), que en árabe significa tierra de los zanj.

 

Las rutas comerciales existentes en la antigüedad se multiplican a partir de la expansión islámica, durante la Edad Media europea. Ya cinco años antes de la Hegira (huída de Mahoma a Medina) un grupo de musulmanes huidos se asientan en la costa africana. Durante los primeros siglos de la era islámica, África acogerá a miles de musulmanes que buscarán refugio de las persecuciones religiosas y políticas. Trayendo consigo un Islam poco dogmático todavía, se fundirán con las élites zanj, creando una nueva sociedad. La sociedad Swahil, cuyo rasgo principal será una lengua de origen bantú (africano) y escrita con alfabeto árabe.

 

 

 

Seguramente, las élites pre-islámicas ya tenían unas extensas relaciones comerciales con el interior del Continente, pero tales redes se vieron notablemente beneficiadas por la expansión del Islam. En unos pocos siglos, los minaretes se alzaban desde el Guadalquivir hasta el Ganges y, lo que nos importa en este momento, el Océano Índico se convirtió en una especie de “Mare Nostrum” musulmán con escasa piratería y un potencial comercial astronómico. Había empezado la edad clásica swahili.

 

Desde Madagascar hasta Mogadiscio, el swahili se convierte en la lengua comercial por excelencia, superando incluso al árabe. A lo largo de toda la costa oriental africana surgen infinidad de ciudades-estado, que mantendrán largas relaciones comerciales con los zanj del interior (swa significa, en árabe, costa). Creándose la extensión de ciudades-estado comerciales más grande de la historia.

 

África importará productos de lujo, procedentes de la India y China y exportará materias primas como el marfil, el cuerno de rinoceronte, pieles, maderas, especies diversas, hierro, cobre, oro y, aunque las fuentes no lo mencionan, esclavos. El Islam medieval, al igual que el cristianismo, prohibía esclavizar a creyentes de la “religión verdadera”. Esto obligará a los esclavistas a buscar sus víctimas a miles de kilómetros de distancia, creándose sin duda un importantísimo mercado del cual tenemos pocos datos. Sabemos por ejemplo que en el Irak del sXI se produjo una sangrienta revuelta de esclavos que fue denominada “guerra Zanj” y que llegó a ocupar la ciudad de Basora. Seguramente no todos los zanj de Irak serían esclavos ni todos los rebelados serían zanj, pero el nombre de la revuelta es muy significativo.

 

El 2 de marzo de 1498, una flota portuguesa al mando de Vasco da Gama alcanzaría Mozambique. El Índico acababa de ser abierto a la agresiva navegación portuguesa, nada volvería a ser lo mismo.

 

Los portugueses buscaron primero la forma de asegurar sus rutas a la India, pero enseguida descubrirán el oro africano y decidirán apropiarse de él. A partir de  1505 una tormenta de fuego y plomo caerá sobre toda la costa africana. Los lusos cuentan con una mentalidad mucho más agresiva que los swahili, y sus rápidas carabelas, armadas con cañones, no son rivales para las embarcaciones atadas de los nativos. En 1508, toda la costa swahili ha jurado vasallaje y paga tributos a la corona portuguesa.

 

Sin embargo, la fulgurante victoria no trae consigo los resultados esperados. Los swahili pierden el dominio de los mares, pero el interior sigue siendo impenetrable para los europeos. En alianza con los cafres (indígenas paganos), crean una barrera infranqueable para los europeos que, durante dos siglos, intentarán infructuosamente hacerse con las redes comerciales swahili. El oro de Sudáfrica nunca sería controlado por los portugueses. Y, de hecho, hoy se tiende a considerar su presencia en la zona como muy poco rentable.

 

Con la llegada del sXIX una nueva forma de colonización europea conseguirá penetrar en el interior africano. Pero en esta ocasión, se apoyará en las élites swahilis para ello. Hoy el swahili es un idioma hablado por millones de personas a lo largo de miles de kilómetros, muchos como lengua materna y otros muchos como lengua franca o segunda lengua. Es lengua oficial de Tanzania y nacional de Kenia y Zaire, hablada mayoritariamente por las poblaciones urbanas de Rwanda, Burundi, Uganda, Mozambique… sin duda se trata de la lengua africana más importante de la actualidad.

Lunes, 26 de Junio de 2006 12:56

 

 

Ver artículo original 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: