Posteado por: Tiberio | 15 octubre 2006

Los goles y las gafas

20060624134033-gafas.jpg

Aquel día jugaba España. Era una sensación muy extraña caminar por Salamanca. Las calles estaban absolutamente desiertas, no había coches, no había gente, no había vida. Sólo había tensión. La calle entera latía con lo que estaba pasando en un campo de futbol, al otro lado del mundo.

De pronto, en medio de aquel inmenso silencio, España marcó un gol. Y un tremendo rugido se desbordó desde aquellos edificios que parecían deshabitados. Desde ambos lados, decenas de gargantas gritaban creando y yo me veía en medio del sonido envolvente.

Un aficionado, de unos cuarenta años, calvo y con barriguita, sale gritando al balcón. Su carrera se detiene en justo a tiempo.

Sus gafas no.

En vuelo parabólico, víctimas de un gol del que no han tenido culpa, las gafas se estrellan contra el asfalto, a unos escasos dos metros delante mía.

El aficionado me mira.

Yo le miro.

-¿Se han roto?

-Sí

-¿mucho?

-Sí

(silencio)

-¿Quien marcó el gol?

Una amplia sonrisa ilumina el rostro del aficionado mientras me contesta a la pregunta.

Sábado, 24 de Junio de 2006 13:40 

Comentarios

Autor: elculebrilla

Lo que viene a significar que el futbol es peligroso xD

Fecha: 24/06/2006 17:06.


Autor: Imzel

jejje… bonita historia

Fecha: 24/06/2006 22:38.

 

Ver artículo original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: