Posteado por: Tiberio | 15 octubre 2006

Hearst, el hombre en que se basó Ciudadano Kane (y 3)

20060820161804-hearst-rogers.jpg

George Hearst, el padre de William, muere en 1891. Pero, teniendo miedo a que su hijo dilapide la fortuna que tanto le ha costado amasar, el viejo deja todas sus riquezas a su viuda.Pero William necesita dinero para seguir creciendo, así que empieza a presionar a su madre insistentemente hasta que en 1895 consigue que esta le ceda la nada desdeñable cifra de siete millones de dólares de la época. Con ese dineral, Hearst se lanza a la conquista del periodismo estadounidense.

Hearst comienza su batalla comprando el Morning Journal, un periódico neoyorquino con el que pretende desbancar al todopoderoso World de Pulitzer.

La batalla es feroz, por primera vez Pulitzer tiene que enfrentarse a un periódico que utiliza las mismas armas que él, el sensacionalismo. Hearst emprende una actividad febril, no fueron pocas las noches que, a las 2 de la mañana, Hearst daba la orden de cambiar todo el contenido del periódico.

Su ocurrencia más reseñable de este periodo fue una vuelta, por etapas, a lo largo de todos los EEUU. Las sucesivas etapas del recorrido son narradas en tono épico y todos los días el periódico incluye un mapa del país con la ruta recorrida. La última meta sería en Nueva York, ante las oficinas del Journal por supuesto, y media ciudad se apiñaría en el recorrido de los últimos ciclistas que fueron recibidos por Hearst en persona. Durante los trece días que duró la ruta, la tirada se multiplicó varias veces.

Pero Hearst no limitó su guerra al campo de batalla en el que Pulitzer pudiera competir. El Journal bajó sus precios hasta tener una pérdida pro ejemplar de varios céntimos de dólar y Hearst empezó a “robar” los colaboradores del World poniendo sobre la mesa grandes cantidades de dinero. Entre ellos está el autor del cómic Yellow Kid, que recibe su nombre por el color amarillo del papel utilizado por el Journal, de donde viene también el término “prensa amarilla”.

Poco a poco, el Journal fue convirtiéndose en el principal periódico de Nueva York. Y había llegado el momento en el que Hearst quisiera poner a prueba su poder como gran mogul de la prensa. ¿Por qué no una guerra?

(Continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: