Posteado por: Tiberio | 15 octubre 2006

¿Tiene Irán derecho a una tecnología nuclear?

20060912200507-nuke2.jpg

Artículo publicado en socialdemocracia.org.

Un nuevo artefacto atómico es un nuevo motivo de preocupación. Y cada nuevo país con acceso al poder destructivo nuclear es una nueva preocupación aún más grande. Creo que estaremos todos de acuerdo en ello.

 

Pero dicho esto, tampoco podemos dejarnos cegar por la propaganda anti-islámica. Hace casi un año, el presidente iraní Mahmud Ahmedineyad pronunció ante la ONU un discurso que finalizaba “Si las tendencias actuales prosiguen al servicio de los intereses de pequeños grupos poderosos, incluso los intereses de los ciudadanos de los países poderosos estarán en peligro, como se ha podido ver en las recientes crisis y también en los desastres naturales, como el reciente y trágico ciclón.” Dicho discurso fue descrito por los medios conservadores como “amenazante”, “agresivo” e “inflexible”. Una columnista del Washington Post llegó a pretender que Ahmedineyard había afirmado que EEUU “había atraído sobre sí la devastación del ciclón Katrina”, dando a entender que el iraní había invocado una especie de “castigo de Alá”.

 

Los mismos medios de comunicación repiten constantemente el descubrimiento, en 2002, de un programa clandestino de enriquecimiento de uranio, lo cual probaría que Irán pretende conseguir armas atómicas. En realidad, empezó a hablarse de un programa atómico iraní en 1974, aunque entonces los EEUU no veían ningún inconveniente en que el corrupto y brutal Sha obtuviera tecnología atómica. En 1981, dos años tras la Revolución Islámica, el nuevo gobierno anunció que continuaría las investigaciones y en 1991 un portavoz de la AIEA (organismo dependiente de la ONU) certificó que se estaban realizando progresos y que sus inspectores estaban supervisándolos. Podrá criticarse de muchas formas la investigación atómica iraní, pero no puede hablarse, de ninguna manera, de “programa clandestino”.

 

Estamos hablando, claro está, de un programa atómico civil. No existe ninguna declaración ni ningún indicio que demuestre que Irán haya iniciado nunca un programa atómico militar. Las actuales acusaciones de EEUU no se basan en un programa militar, sino en la hipótesis de que los conocimientos adquiridos durante la investigación civil serán utilizados con fines militares.

 

Y sin embargo, desde un punto de vista legal, no existe ningún acuerdo internacional que le prohíba a Irán desarrollar una tecnología civil. Los acuerdos sobre el final de las investigaciones se basan en el compartimiento de tecnología. Y eso no ha sucedido en el caso de Irán precisamente a causa de las presiones estadounidenses. La negativa a proporcionar tecnología nuclear a Irán habilita a este país a desarrollar la suya, según los acuerdos internacionales actuales y según el Tratado de No Proliferación Atómica.

 

Por otra parte, se suele decir que Irán reposa “sobre un mar de hidrocarburos” y que, por lo tanto, no necesitan para nada la energía atómica. Precisamente, gracias a su gran reserva, Irán obtiene la inmensa mayoría de su electricidad del petróleo. Siendo uno de los principales exportadores de petróleo del mundo, sólo exportan el 60% de su producción. En un país en el que la cantidad de coches es relativamente pequeña, creo que es evidente donde acaba tanto petróleo.

 

El abuso del petróleo para generar energía eléctrica está provocándole a Irán serios inconvenientes ecológicos. A nadie se le escapa, por otra parte, que el petróleo no podrá seguir siendo explotado en las cantidades actuales durante mucho tiempo. Es razonable diseñar una política que permita la transición a otra forma de energía alternativa.

 

Sin embargo, no estamos en los años 50. Hoy no es necesario disponer de grandes centros de investigación que permitan fabricar bombas atómicas. Utilizando el uranio enriquecido por la industria civil, un gobierno podría desarrollar una bomba atómica en un garaje o en un piso en mitad de una ciudad, con muy pocas posibilidades de ser detectado.

 El gobierno de Teherán inspira pocas confianzas, no vamos a negarlo. Y dejar en su buena voluntad algo tan serio es un tanto arriesgado. Sin embargo ¿qué hacer? ¿Cómo se puede evitar tal cosa? Desde el fin de la Guerra Fría, la posibilidad de una guerra atómica se ve más alejada, pero las potencias nucleares no han cumplido sus compromisos y no han reducido sus arsenales (salvo Rusia, por motivos económicos)

 

Si un gobierno ha incumplido gravemente el Tratado de no Proliferación Atómica ha sido EEUU. Si un gobierno ha financiado masivamente a grupos terroristas en gran parte del mundo, ese gobierno ha sido EEUU. Si un gobierno ha utilizado arsenal radiactivo en grandes cantidades ha sido EEUU. Ese gobierno ha manifestado continuamente su agresividad hacia Irán, llegando a amenazar en repetidas ocasiones con la invasión directa. El país vecino, Irak, se desarmó ante las mismas amenazas. Y tras su desarme, fue invadido. Un radical puede fácilmente llegar a la conclusión de que el desarme es un grave error. Un Irán con armas atómicas será más difícil de invadir que uno sin ellas.

 Es fácil para un radical iraní realizar la siguiente reflexión: Irán, a día de hoy, no puede ser invadido. Al menos no mientras se mantenga la situación actual en Irak. Su ejército es muy superior al que tenía Hussein, su población es mucho más homogénea, su territorio mucho más extenso y, lejos de las planicies desérticas de Irak, Irán es un país principalmente montañoso… Sin embargo, la situación puede cambiar mucho en los próximos años, si se estabiliza la presencia norteamericana en Irak. Es posible que Irán haya entrado en una carrera por su supervivencia, si no tiene la bomba atómica antes de X años, será invadido.

Personalmente no sé que pensar sobre este asunto. No me gusta que Irán desarrolle tecnología atómica y mucho menos la posibilidad de que pueda construir una bomba atómica. Pero ¿acaso no tiene también Irán derecho a su legítima defensa?

Martes, 12 de Septiembre de 2006 20:05

Comentarios

Autor: Ramón

Poco que añadir, salvo que Israel tiene armas atomicas desde los años 60 y nadie ha hablado de quitarselas. Y en ultima instancia las tiene para lo mismo que Iran, por si es derrotado en un conflicto convencional tenerlas como as en la manga para garantizar su supervivencia.

Fecha: 13/09/2006 08:45.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: