Posteado por: Tiberio | 14 octubre 2006

Los antiguos y el maíz

20060602110320-caballero-azteca.jpg

¿No es maravilloso? :)Hasta hace muy poco despreciada a nivel científico, la tradición oral está demostrando ser un método de conservación de leyendas mucho más fiable de lo que se pensaba. Como ejemplo, mirad lo que encuentro en la revista Historia 16 número 93.

Se compara una leyenda popular con un texto mexicano que había sido traducido recientemente. El texto decía lo siguiente:

ASí, pues, de nuevo dijeron los dioses:

-¿qué comerán los hombres, oh dioses?

¡que descienda el maíz, nuestro sustento!

Pero entonces la hormiga va a coger el maíz desgranado, dentro del Monte de nuestro sustento.

Quetzalcóatl se encuentra a la hormiga, le dice:

-¿Donde fuiste a tomar el maíz?, dímerlo.

Mas la hormiga no quiere decírselo.

Quetzalcóatl con insistencia le hace preguntas.

Al cabo dice la hormiga:

-En verdad allí.

Entonces guía a Quetzalcóatl, éste se transforma enseguida en hormiga negra.

La hormiga roja lo guía,

lo introduce luego al Monte de nuestro sustento.

Entonces ambos sacan y sacan máiz.

Dizque la hormgia roja

guió a Quetzalcóatl

hasta la orilla del monte,

donde estuvieron colocando el maíz desgranado.

Luego Quetzalcóatl lo llevó a cuestas a Tamoanchan.

Allí abundantemente comieron los dioses,

después en nuestros labios puso maíz Quetzalcóatl,

para que nos hiciéramos fuertes.

Y luego dijeron los dioses:

-¿Qué haremos con el Monte de nuestro sustento?

Mas el monte allí quiere quedarse,

Quetzalcóatllo ata,

pero no puede moverlo.

Entre tanto echaba suertes Oxomoco,

y también echaba suertes Cipactónal,

la mujer de Oxomoco,

porque era mujer Cipactónal.

Luego dijeron Oxomoco y Cipactónal:

-Tan sólo si lanza un rayo Nanáhuatl,

quedará abierto el Monte de nuestro sustento.

Entonces bajaron los tlaloques (dioses de la lluvia).

Los tlaloques azules,

los tlaloques blancos,

los tlaloques amarillos,

los tlaloques rojos.

Nanáhuatl lanzó enseguida un rayo,

entonces tuvo lugar el robo

del maíz, nuestro sustento.

Al menos quinientos años después de la escritura de este texto, nos encontramos con una leyenda local que, tras la inevitable purga religiosa producida por el catolicismo y tras los inevitables añadidos de siglos de boca a oreja queda como sigue:

 

Te voy a decir otra cosa. La oí. Los ancianos hace mucho me la contaron. Ellos decían así: De este modo apareció la primera semilla de nuestro maíz. Allí estaba una hormiga negra grande, como las que vemos que andan y hacen sus casas en la tierra. La hormiga llevaba a cuestas maíz. Cuando ellos vieron que era maíz lo que llevaba acuestas la agarraron. Le preguntaron dónde cogía el maíz. Entonces la amarraron, la apretaron mucho por el medio.

-Si no dices dónde consigues el maíz, te apretaré tanto, hasta que tu estómago se parta en dos, así le dijeron.

-Aun así, no les diré dónde lo consigo, respondió ella. No fue sino hasta que la apretaron mucho, sintió ella que su estómago se estaba partiendo en dos, dijo dónde conseguía el maíz.

-Es inútil, ¿cómo podrán ustedes conseguir el maíz?, porque está en una roca, dijo. Y porque yo soy pequeña, por eso puedo entrar allí, dijo.

-Pero será bueno que nos muestres dónde está, le dijeron.

Luego la hormiga se va. Entra por la orilla de la roca y sacó una semilla de maíz. La tenía al salir.

Bien, porque has mostrado dónde estaba el maíz, está bien, te libraremos, así le fue dicho. De este modo la hormiga quedó libre. Por eso vemos que su estómago está casi partido en dos.

Cuando ya vieron los antiguos donde estaba el maíz, bien, dijeron: ¿Qué haremos, porque está bajo una roca?

Esto es lo que dijeron hace mucho tiempo los judíos, de acuerdo con su palabra: Será bueno ir a traer un pájaro carpintero, puesto que él podrá golpear la roca; así oiremos en qué parte está más delgada.

El pájaro que han visto ustedes, el pájaro carpintero, así se le llama. Se le hizo venir. Cuando llegó, se le dijo que golpeara la roca. Él no quiso, porque su cabeza le dolía y, si golpeaba con su pico, comería con dificultad.

Por esto le dijeron: No te entristezcas, se te cambiará tu pico, así éste será muy fuerte. De este modo el pico del pájaro fue cambiado, se le encajó, se le amarró en su cabeza y, si ustedes se fijan al verlo, examinen la cabeza del pájaro, allí aparece como que está amarrado el pico. Cuando su pico quedó puesto, golpeó la roca para encontrar en dónde estaba más delgada. Al fin lo encontró.

Entonces ese lugar comenzó a ser también golpeado por el rayo. Algunas gentes tienen al rayo como nagual [alter ego]. Y cuando los dos [el pájaro y el rayo] no podían lograr lo que buscaban, vino un tercero, el que se llama relámpago rojo. Pegó contra la roca y ésta se partió.

Allí había maíz amontonado y el que rompió la roca murió del esfuerzo. Luego los judíos en seguida juntaron las semillas grandes de maíz, las escondieron.

Y cuando revivió el relámpago rojo, preguntó: ¿Era solamente este el maíz que allí había?

-Sólo era este el que allí había, contestaron los judíos. Esta bien, empezaron luego a contarlo entre ellos. Luego fueron a plantar el maíz.

Viernes, 02 de Junio de 2006 11:03

Comentarios

Autor: Dante

Hmmmm…una leyenda muy interesante.

Sigue poniendo cosas por el estilo, es genial leerlas sin tener que romperse los cuernos buscándolas (para eso estáis los bloggers, ¿no? :P)

Fecha: 03/06/2006 03:41.

 

Ver artículo original

Anuncios

Responses

  1. saludos.

    pues si, una hisotria muy interesante, me alegra que en tu blog tengas estos contenidos ya que es muy raro el encontrar historia en blog, y mas historia tan harmosa como la nuestra.

    j.vas.mex@hotmail.com

    http://www.razacosmica.wordpress.com

    ¡Viva México hoy y siempre!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: